Se quedaron sin fuerza

Se quedaron sin fuerza

La unión australiana eligió a Rebels y decidió dejar afuera del Super Rugby a Western Force con vistas a la reestructuración que sufrirá el torneo para la temporada que viene.

Tras meses de batallas legales y discusiones, la ARU hizo oficial su decisión de marginar del certamen a la franquicia de Perth, la última en ver la puerta de salida tras las partidas de Southern Kings y Cheetahs, de Sudáfrica.

“Hicimos un análisis exhaustivo con una hoja en la que se contempló todas las variables que entraron en esta decisión y al final del día la mejor determinación fue quitar a Western Force”, explicó Bill Pulver, CEO de la unión que además anunció que renunciará a su cargo.

El próximo Super Rugby volverá a contar con 15 franquicias: cinco de Nueva Zelanda, cuatro de Sudáfrica, cuatro de Australia, una de Argentina y otra de Japón.

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas