El éxodo de las estrellas

El éxodo de las estrellas

Jaguares será la primera franquicia argentina en el Super Rugby, pero ya no podrá enfrentar a muchas de las estrellas que estuvieron hasta 2015 porque el éxodo es masivo. Mirá.

Se viene la primera participación de un equipo argentino en el torneo de clubes (franquicias) más competitivo del planeta, cuna de All Blacks, Wallabies y Springboks y semillero de muchos en otras partes del mundo.

Sin embargo, habrá un enorme caudal de ausencias en comparación a lo que fue la temporada 2015, ya que muchos decidieron terminar sus carreras en Europa y otros colgaron los botines tras la RWC.

En Nueva Zelanda hay sin dudas huecos que serán difíciles de disimular y las principales salidas fueron las de Carter (Racing), Nonu (Toulon) y Conrad Smith y Slade (Pau), además de los retiros de McCaw, Woodcock y Mealamu.

Australia “abrió el grifo” y al flexibilizar su política de convocatorias también tuvo pérdidas importantes: Genia (Stade Francais), Quade Cooper (Toulon), Ashley Cooper (Bordeaux), Horwill (Harlequins) y Betham (Leicester), entre otros. Algunos podrán seguir siendo convocados a los Wallabies a pesar de no tener contrato con la ARU.

Por su parte, a la economía sudafricana le resulta todavía más difícil competir con los presupuestos que se manejan en Europa y varios Springboks se asentaron en el viejo continente como Vermeulen (Toulon), Alberts (Stade Francais) y Bismarck du Plessis (Montpellier) al igual que Jean de Villiers (Leicester) y Matfield (Northampton), quienes no seguirán jugando para el seleccionado. El argentino Carizza pasó de Stormers a Racing.

En tanto, hay jugadores que partieron al rugby japonés como De Allende, Kriel y JP Pietersen, entre varios otros, que volverán a sus respectivas franquicias para jugar la próxima temporada de Super Rugby.

El listado completo

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas