“Candidatos en 2019”

“Candidatos en 2019”

Hourcade dejó el Mundial atrás y tiene piensa en Barbarians y en lo que serán las próximas temporadas para los Pumas con la llegada al Super Rugby. Japón 2019, el gran desafío.

El cuarto puesto en la Copa del Mundo ya quedó en el pasado para el entrenador del seleccionado argentino, que renovó su vínculo con la UAR hasta 2017 pero que proyecta mucho más allá y con la cita en Japón como atractivo.

“Venimos de un Rugby Championship más un Mundial y hay un relajamiento lógico, hacía falta despejar un poco la cabeza y ya estamos enfocados en este partido que es muy importante”, dijo en diálogo con Fox Sports en referencia a lo que fue el descanso entre la RWC 2015 y Barbarians, el rival del próximo sábado.

Hourcade dejó en claro que el futuro es prometedor para el rugby argentino, que tendrá una franquicia disputando la competencia más exigente del hemisferio sur a partir de 2016.

“Vamos a tener mínimo 15 partidos de Super Rugby más 12 de los Pumas, así que van a ser 27 partidos de alto nivel y esperamos un crecimiento muy grande, sabíamos que después del Mundial venía esto (Barbarians) y la franquicia y todo lo que se proyectó fue en función del calendario”.

“Todos los jugadores que están en la franquicia o en otras franquicias del hemisferio sur pueden ser convocados, pero no significa que todos sean Pumas, aunque van a ser obviamente la mayoría. Van a tener un rodaje tremendo y es lo que pedíamos: estar en igualdad de condiciones”.

“A partir de ahora sólo podemos esperar un crecimiento en el rugby argentino con un equipo que es muy joven, vamos a tener más de 100 partidos en cuatro años y eso habla de todo lo que se viene para el rugby argentino. Los Pumas van a ser un equipo más poderoso dentro de dos años, cuando ya estén más habituados a este ritmo, que no va a ser fácil”.

En el análisis de lo que fue la Copa del Mundo, Hourcade destacó: “teníamos un objetivo muy claro que era clasificar a cuartos, después teníamos a un equipo del hemisferio norte, que por el crecimiento que tuvimos en el Rugby Championship si lográbamos imponer nuestro tipo de rugby podíamos meternos en semifinales. Pasó eso y estábamos terriblemente convencidos que le ganábamos a Australia”.

Previo al pitazo final del árbitro en la derrota con los Wallabies, la imagen del coach llorando conmovió y el tucumano explicó: “no fue una desilusión, fue una tristeza muy grande y pasaba que faltaba poco, el partido ya estaba ganado por Australia y veía que el equipo seguía buscando y se entregaba, era una mezcla de tristeza con orgullo”.

Pensando a futuro, Hourcade considera que el Super Rugby le dará a los Pumas la posibilidad de aspirar a llegar a lo más alto dentro de cuatro años en Japón: “estoy convencido de que van a ser candidatos en 2019”.

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas