En honor a los grandes

En honor a los grandes

Moroni y Kriel, presente y futuro de Pumas y Springboks, coincidieron en la importancia que tiene el choque por el tercer puesto para despedir con honores a sus respectivos emblemas.

Jugar por el último lugar del podio es, sin dudas, un acontecimiento importante y atrás deberá quedar el lamento por la semifinal perdida para poder terminar el Mundial en alza.

Pero la medalla no será la única motivación que las jóvenes promesas, argentinas y sudafricanas, encontrarán a la hora de marcar el significado que tiene el partido del viernes.

Con la celeste y blanca se despedirán tres Pumas de Bronce como Juan Fernández Lobbe, Marcos Ayerza y Horacio Agulla más un referente de los últimos años: Marcelo Bosch. Con la verde, en tanto, será el cierre de una etapa para un histórico como Victor Matfield y, quizá, Fourie Du Preez, entre otros.

Es por eso que tanto Moroni como Kriel coincidieron en que deberán dar lo mejor para intentar no sólo dejar a sus países lo más alto posible, también para darle a los que se van una despedida a la altura.

“Es un partido muy importante y la despedida de varios jugadores que nos enseñaron a jugar. Ojalá podamos tener un partido perfecto y tratar de dejar a la Argentina lo más alto posible”, tiró Moroni desde el búnker argentino.

Y Kriel agregó: “no creo que estemos faltos de motivación. Algunos jugadores grandes pueden estar jugando su último partido y debemos jugar por su respeto y mostrando lo que realmente significan para Sudáfrica. Tenemos una gran carga sobre nuestros hombros para cumplir con una buena performance y que terminen con una buena nota”.

El duro golpe que significó la caída con los Wallabies por 29-15 en Twickenham ya quedó en el pasado para unos Pumas que tienen puesta la cabeza en el duelo con los Boks.

“Pudimos dar vuelta la página de lo que fue el partido con Australia, tuvimos el tiempo para hacer el duelo necesario y ahora hay que preparar la cabeza porque se viene un partido durísimo y hay que estar mentalmente preparado”, sumó Moroni.

“Ojalá que se dé una victoria para nosotros; cada vez que nos ponemos la camiseta de los Pumas es un partido único, una final, qué más lindo que jugar por el tercer puesto. El que pierde se va con las manos vacías y el que gana se queda con una medalla”, concluyó el back formado en CUBA.

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas