¡Campeón defensor!

¡Campeón defensor!

Los Springboks pusieron en aprietos a los All Blacks, pero los campeones del mundo se las ingeniaron para ganar 20-18 en Twickenham y acceder a la final de la RWC 2015.

La primera de las batallas entre los semifinalistas del sur se inclinó del lado neozelandés muy a pesar del trabajo que le generó una Sudáfrica que no pudo prevalecer en ataque pero que se mantuvo en partido hasta el último minuto a partir de la efectividad de sus pateadores.

Porque el dominio, en el balance de los 80′, fue para los de negro, que se instalaron en campo rival y tuvieron la posesión pero que no tuvieron la misma contundencia que ante equipos de menor jerarquía y, por el contrario, cayeron demasiado en infracciones.

Es por eso que los Springboks se mantuvieron siempre al pie del cañón con la puntería de Pollard, autor de cuatro penales en el primer tiempo. Nueva Zelanda, por su parte, movió la pelota y sacudió el ingoal por Kaino -luego sería amonestado- y la primera etapa fue favorable a los de verde por 12-7.

En la segunda mitad, en tanto, apareció la categoría de Carter para acercar a los kiwis con un drop y el primer reemplazo que Hansen mandó a la cancha, Barrett por Milner Skudder, respondió rápido y castigó a los Boks por perder la pelota con el segundo try de la tarde en Twickenham.

El trámite se encaminaba para los All Blacks, que en cuestión de minutos se pusieron 17-12 arriba en el marcador y jugaban con un hombre más por la amonestación a Habana en la jugada del try.

Pero apareció el espíritu de lucha de los sudafricanos, que bajo la intensa lluvia de Londres empezaron a prevalecer con el scrum y consiguieron achicar la distancia por otro aporte de Pollard. Tras la salida, sin embargo, llegó la respuesta de Carter, porque los dirigidos por Meyer tampoco tuvieron su jornada más disciplinada.

El reloj empezó a consumir los minutos y Lambie, a los 70′, le dio esperanzas a unos Springboks que no pudieron acercarse al ingoal neozelandés y que no supieron cómo penetrar la defensa ni generar más equivocaciones en unos All Blacks que terminaron ganando por un resultado apretado, pero suficiente para seguir con el firme objetivo de retener la corona.

Sudáfrica
15 Willie le Roux, 14 JP Pietersen, 13 Jesse Kriel, 12 Damian de Allende, 11 Bryan Habana, 10 Handré Pollard, 9 Fourie du Preez (c), 8 Duane Vermeulen, 7 Schalk Burger, 6 Francois Louw, 5 Lood de Jager, 4 Eben Etzebeth, 3 Frans Malherbe, 2 Bismarck du Plessis, 1 Tendai Mtawarira.

Ingresaron: 16 Adriaan Strauss, 17 Trevor Nyakane, 18 Jannie du Plessis, 19 Victor Matfield, 20 Willem Alberts, 22 Pat Lambie, 23 Jan Serfontein.
Suplente: 21 Ruan Pienaar

Penales: Pollard (5), Lambie
Amonestado: Habana

Entrenador: Heyneke Meyer.

Nueva Zelanda
15 Ben Smith, 14 Nehe Milner-Skudder, 13 Conrad Smith, 12 Ma’a Nonu, 11 Julian Savea, 10 Daniel Carter, 9 Aaron Smith, 8 Kieran Read, 7 Richie McCaw (c), 6 Jerome Kaino, 5 Samuel Whitelock, 4 Brodie Retallick, 3 Owen Franks, 2 Dane Coles, 1 Joe Moody.

Ingresaron: 16 Keven Mealamu, 17 Ben Franks, 18 Charlie Faumuina, 20 Sam Cane, 22 Beauden Barrett, 23 Sonny Bill Williams.
Suplentes: 19 Victor Vito, 21 Tawera Kerr Barlow.

Tries: Kaino, Barrett
Conversiones: Carter (2)
Penal: Carter
Drop: Carter
Amonestado: Kaino

Entrenador: Steve Hansen.

Cancha: Twickenham, Londres
Árbitro: Jérôme Garcès (Francia)

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas