Albina, el gran DT

Albina, el gran DT

El medio scrum de Los Tilos, Matías Albina,

Matías Albina colgó los botines en Los Tilos y, sin escalas, pasó
a convertirse en el nuevo entrenador de Albatros, equipo platense del Grupo
II de la Unión de Rugby de Buenos Aires. ¿¿Ehh?? Sí,
como lo leyó. En 2007 dejó los cortós en el placard y en
este 2008 ya se puso el buzo que tenía en la cómoda. "Estaba
en la disyuntiva entre seguir jugando o no, y surgió esta posibilidad.
A mí me encanta toda la parte de entrenamiento y, al enterarme que Albatros,
que es un club de la ciudad, estaban buscando a alguien para que se encargara
de todo eso… me tenté", le explicó el ahora ex
medio scrum a Rugby Fun.
¿Y cómo se terminó
dando?
Ellos me preguntaron si me interesaba y, luego de pensarlo
un par de días, les dije que sí. Inicialmente lo que iba a hacer
era encargarme del coaching de la divisiones desde la M15 hasta la M19, pero
ahora, además de eso, voy a estar con la Primera. En definitiva, me voy
a encargar de todo el rugby del club.
¿Vas a estar acompañado
en la dirección técnica?
Sí, por supuesto, pero con gente de Albatros. Ellos
son Federico Joyce, Damián Abbantangelo y Oscar Machado.
¿Por qué no ser
DT de Los Tilos?
Creo que de haber surgido tampoco lo hubiera hecho. Pienso
que lo ideal es dejar pasar un tiempo entre que te retirás y volvés
al club para ser parte del cuerpo técnico. Es bastante difícil
ponerte al mando de tus ex compañeros.

Al hablar con Matías Albina es imposible no preguntarle
por su paso por el seleccionado argentino. Sin dudas, este medio scrum platense
fue por mucho, muchísimo tiempo, una figurita repetida en las distintas
convocatorias. Claro, siempre como tercer medio scrum detrás de Agustín
Pichot y Nicolás Fernández Miranda, pero el tema es que su apellido
siempre era una constante.
Pero un buen día, Albina dejó de aparecer en
las listas de buena fe y, al ver que no había demasiado recambio en ese
puesto, el mundo ovalado se comenzó a preguntar: “Y dónde
está Matías? “Es cierto que fue como que desaparecí
del mapa. Quizás sucedió eso porque me fui a jugar al exterior.
Al principio me desempeñé en un club de nivel, como lo es el Bourgoin
francés, pero después pasé al Playmouth, de la Segunda
División de Inglaterra, y ahí se me perdió un poco el rastro.
Si bien el nivel es muy bueno, esa categoría tiene mucha menos difusión
que el Top 14 de Francia".
¿Por qué creés
que no se intentó seguirte el rastro un poquito más?

Se me ocurre pensando en voz alta que, quizás, como Agustín Pichot,
Nicolás Fernández Miranda y yo ya tenemos una cierta edad -Albina
tiene 33 años-, se intentó comenzar a foguear a los más
chicos para que estén listos para cuando Agustín y Nicolás
dejen el seleccionado. O sea, se apostó a la proyección y creo
que fue una decisión inteligente.
¿No jugar una Copa del
Mundo es una cuenta pendiente en tu carrera?
No sé si es una cuenta pendiente, pero no te puedo negar
que me hubiera gustado mucho ser parte de un Mundial. Sinceramente, yo me preparé
muchísimo para Australia 2003, en donde jugué toda la etapa previa.
Lamentablemente no quedé en la lista final, pero estoy muy tranquilo
porque dejé todo lo que tenía para poder ser parte de esa Copa
del Mundo.

Foto y agradecimiento:
Capital Rugby

Ramiro Guillot
SUBSCRIBER
PROFILE

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas