Todo sigue igual

Lomu aún no tiene donante de riñón. Las declaraciones hechas en Hong Kong al diario South China Morning Post no fueron reales, afirmó John Mayhew, el doctor responsable del tratamiento de diálisis al que debe someterse el wing tres veces por semana. “Jonah está muy molesto con esta situación”.
La noticia hubiese sido la mejor de su vida. Pero faltó
un detalle, tendría que haber sido cierta. Los reportes del inminente
transplante de riñón para la estrella de los All Blacks son falsos.

Otras épocas: imparable con los Barbarians.

Cuando se conocieron las declaraciones publicadas por el
diario South China Morning Post -que supuestamente se hicieron durante
la quinta etapa de los IRB
World Sevens Series en Hong
Kong- John Mayhew tuvo que salir al paso y desmentirlas.

El médico es palabra autorizada en este caso. Es el responsable
de supervisar el tratamiento semanal al que se somete Lomu y además
es el ex docotr de los All Blacks.

“Estas declaracinoes son completamente incorrectas y han molestado
mucho a Jonah”, dijo Mayhew. “Aún está en la lista
de espera. Y no es posible adelantarse o saltear a alguien en Nueva Zelanda”,
continuó.

Con 28 años, el jugador más joven en debutar
con la camiseta negra, aún tiene que esperar para volver a soñar
con salir a una cancha. El Síndrome Néfrotico, condición
que le detectaron en 1996, seguirá atormentándolo hasta que aparezca
un donante de riñón.
Esta condición hace que el cuerpo elimine por la orina
las proteínas destinadas a la sangre. Debido al tratamiento de diálisis
los miembros inferiores se debilitan y sufren severos daños en los nervios
de los pies y pantorrillas. La dificultad para desplazarse crece exponencialmente.
De no realizarse un transplante, Lomu tiene que pensar en el
contraste entre volver a jugar y vivir postrado en una silla de ruedas.

Lian Holden
SUBSCRIBER
PROFILE

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas