Patricio Noriega dejó el rugby

El pilar argentino que repartió sus trece años de carrera entre Los Pumas y los Wallabies decidió retirarse del rugby internacional. El Pato, uno de los mejores en el mundo, dijo adiós con 25 tests para Argentina y 24 para Australia. Ahora buscará oportunidades como entrenador.
Comenzó su carrera en Hindú. En el club de Don
Torcuato hizo sus primeras armas hasta llegar al seleccionado de Buenos Aires.
Sus condiciones le ganaron un lugar en el plantel de Los Pumas que dispútó
el Sudamericano de 1991. Los entrenadores que lo vieron y reconocieron el talento
fueron Héctor Méndez y Jose Javier Fernández.

En su juventud, con Los Pumas.

Hizo su debut oficial con la camiseta celeste y blanca el
28 de octubre de ese año ante Paraguay. Ese día los argentinos
ganaron por 37-10. Compartió la cancha con Sebastián Salvat
y Cristian Mendy entre otros.

En 1992 volvió a ver acción con Los Pumas. Vélez
lo vio formar como pilar izquierdo ante España en la victoria por
38-10. En ese entonces los entrenadores nacionales eran Luis Gradín
y José Luis Imhoff. Jugó junto a Lisandro Arbizu -capitán-,
Germán Llanes, Pedro Sporleder y Federico Méndez.

A partir de allí se convirtió en una fija en la primera
línea argentina. No importaba el lugar. Izquierdo o derecho. Pato
la rompía en las dos aristas del pack.

Compartió scrums con Federico Méndez, Eduardo Garbarino,
Ricardo Le Fort, Diego Silvetti, Roberto Grau, Matías Corral, Sebastián
Paz Posse, Sergio Peretti, y Juan José Angelillo.

Su primer try con la celeste y blanca llegó en 1994
en el partido contra Estados Unidos; victoria por 28-22. Su segunda conquista
fue en el partido inaugural del mundial de 1995, en la caída ante Western
Samoa por 26-32.
En 1994 en la derrota ante Springboks por 42-22, según
los entendidos, formó en la mejor primera línea del mundo junto
con Matías Corral y el mendocino Federico Méndez. Los tres forwards
compartieron la cancha en nueve partidos, incluso en la RWC de 1995 en Sudáfrica.

En el mundial, en la derrota y depedida de la primera fase
ante Italia por 25-31, Noriega jugó su último test en Los
Pumas.

Tras la copa del mundo, con una familia que mantener y forzado por su
mala situación económica, aceptó una oferta del rugby
australiano. En 1996 el equipo de Super 12 de Sydney ACT contrató
sus servicios. Allí conoció a Eddie Jones, actual coach
de los Wallabies.

Para los Brumbies jugó un total de 53 partidos desde su debut hasta
el año 2000.

Noriega arremete contra Sudáfrica. Los Boks también
lo sufrieron con la camiseta australiana.

Después pasó a New South Wales Waratahs, donde
disputó, entre varias lesiones, 13 encuentros.
Debido a la condición de amateurismo a rajatabla del
rugby argentino, Patricio no podía representar a Los Pumas. Entonces,
tras tres años de residencia y actuaciones consagratorias, recibió
la oportunidad de jugar para Australia.
En 1998 debutó nuevamente a nivel internacional, pero
esta vez con los Wallabies. El rival fue Francia. Al año siguiente jugó
todos los partidos de Australia en la temporada doméstica. Su calidad
fue recompensada con un pasaje de avión en primera para viajar a Gales,
donde se desarrolló la cuarta Copa del Mundo.
Pero por mala suerte, una lesión en su hombro durante
un entrenamiento no le permitió ni siquiera ver un minuto de acción
en los Wallabies campeones en la RWC.
En el 2000 Patricio probó suerte en el club en el que
ahora juegan Agustín Pichot, Ignacio Corleto, Diego Domínguez
y Juan Hernández. El Stade Francais pudo disfrutar de sus servicios hasta
el 2001, cuando retornó a Australia para alistarse en las filas de los
Waratahs.
Ese año lo pasó recuperándose físicamente.
Pero tuvo la chance de enfrentar a los British & Irish Lions -de gira por
el país de los canguros- con tres equipos distintos: Western Australia,
NSW y Australia A.
En el 2002 ya estaba como un relojito. Jugó como pilar
izquierdo en nueve de los diez partidos de la temporada de los Wallabies. Incluso
tuvo una performance inspiradora ante el seleccionado de Buenos Aires.
En el 2003 participó en los primeros seis tests de Australia.
Pero una lesión lo marginó del rugby nuevamente. En el segundo
partido de la Blediloe Cup frente a Nueva Zelanda tuvo que dejar la cancha.
Esta vez no fue su hombro, sino su ingle.
La mala suerte golpeó nuevamente la puerta del Pato.
Eddie Jones, coach de los Wallabies, prefirió convocar para la RWC de
Australia a su compañero de equipo Al Baxter. Una lesión lo dejaba
una vez más sin mundial.
En el 2004, antes de iniciar la temporada de Super 12 con los
Waratahs, su espalda le jugó una mala pasada. Fue excluído del
plantel y no pudo ni pisar la cancha en los partidos de pretemporada. Esa fue
la gota que colmó el vaso.
Según Jones, Noriega fue uno de los hombres más
duros que entrenó. “Patricio hizo una significativa contribución
al rugby. Siempre jugó con pasión e intensidad.

Momento de familia: Pato y sus hijos.

Pato declaró en la web oficial de NSW Waratahs que
siempre atesorará haber representado a los Wallabies. “Fue
un gran honor jugar para Argentina, pero también tener la chance
de vestir la camiseta australiana en 24 tests estaba más allá
de mis espectativas”.

“El rugby me dio muchas oportunidades. Hoy me retiro con memorias
fantásticas y amistades a lo largo del mundo. Estoy encantado con
el apoyo brindado por mis compañeros, entrenadores y dirigentes
de la Australian Rugby Union. Como un inmigrante argentino y ahora como
un australiano, estoy muy agradecido por la cálida bienvenida que
recibí de parte del público y la prensa”, comentó.

“Siempre sentí un gran orgullo al usar la camiseta de los
Wallabies. Fue un honor sin igual”, cerró el pilar de los
Waratahs.

Ahora Noriega, además de pasar más tiempo con
su esposa Laura y sus cuatro hijos, buscará prolongar su unión
con el rugby mediante el coaching. Tras capacitarse, deberá comenzar
a recorrer un nuevo camino. ¿Lo traerá de vuelta a Argentina?
 
* Si queres saber más sobre la vida de Patricio
Noriega y su trayectoria en el rugby internacional, visita nuestro
Buscador de Jugadores.

Lian Holden
SUBSCRIBER
PROFILE

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas