Empeora el estado de salud de Lomu

Jonah Lomu, el jugador más joven en vestir la camiseta de los All Blacks, necesita con urgencia un transplante de riñón. De no conseguirlo con rapidez, podría pasar el resto de su vida en una silla de ruedas.
Lejos quedaron los momentos de gloria para el gigante neocelandés. Hoy por hoy, si no recibe un riñón compatible tendrá que resignarse a no poder caminar nunca más. Esto lo confirmó el mismo Lomu en una entrevista en el programa

Holmes television show de Nueva Zelanda.
Este rugbier que posee la increíble marca de 37 tries en 67 encuentros, posee una extraña enfermedad en sus riñones que lo obligan a realizarse diálisis seis veces por semana mientras duerme. Este tratamiento tiene efectos colaterales que le afectan los tejidos nerviosos, sobre todo, los de los pies.

Otra época: Lomu desparramando rivales
"Para llegar a mi casa tengo que subir muchos escalones. Todavía lo puedo hacer, pero no se por cuánto tiempo más", confesó Jonah en el programa televisivo.
A pesar de que ya habían encontrado un donante para proceder con el transplante, a último momento se dieron cuenta que el riñón en cuestión no era 100 % compatible con el cuerpo de Jonah. Lo más grave del caso es que, a pesar de la urgencia con el que lo necesita el wing, en Nueva Zelanda hay una lista de espera de casi cuatro años para conseguir el órgano.

La pesadilla del wing de los All Blacks comenzó en el año 1996 cuando le diagnosticaron síndrome nefrótico y lo que produce esta enfremedad es una importante reducción de proteínas en la sangre. A pesar de que estuvo casi toda la temporada de 1997 fuera de las canchas tratándose el problema, volvió con todo en 1999 para disputar la RWC de Gales. En dicho torneo marcó ocho tries consecutivos en cinco partidos y resultó ser el tryman del campeonato.
Luego de eso, Lomu fue desapareciendo de la escena international ya que su cuerpo, poco a poco, se fue debiltando.
A pesar de los consejos médicos de no volver a practicar rugby por miedo a cómo su cuerpo reaccionaría ante los golpes, el grandote no se dio por vencido y retornó a las canchas en julio del 2003 en el encuentro en el que su equipo, Wellington Lions, cayó derrotado frente a Taranaki por 27-17. La performance de Jonah en dicho partido no fue la mejor y dejó bien en claro que era muy difícil que volviera a ser el jugador que fue.
Claro, el gran motivo por el que decidió volver fue tratar de recuperar su nivel para ser convocado para la RWC 2003, cosa que nunca ocurrió.
Cuando el ex técnico de los All Blacks John Mitchell dio la lista final de jugadores explicó que no lo llamaba a Lomu porque "lo mejor para él es preservarlo y, sobre todo, cuidar que su físico no se siga deteriorando"
 
Foto: www.jonahlomu.com
 
 

Lian Holden
SUBSCRIBER
PROFILE

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas