Richard Hill al quirófano

El ala ingles aún sufre las consecuencias de la pesada mano del kiwi Troy Flavell. Después de realizarse varios estudios, los médicos determinaron que lo mejor para reconstruirle la nariz rota es una operación. ¿Cuándo?, durante los próximos días. El hombre del Saracens estará inactivo por al menos cuatro semanas./// España se concentra.
No se confundan, aquí no hay nada de coquetería. Los implantes de colágeno y siliconas no tienen nada que ver. Tampoco estirarse un poquito las arrugas para camuflar un par de inviernos de más. Levantarse los pómulos y agrandarse los labios tampoco es la razón de la entrada de Hill al quirófano. La cirugía estética puede ser el único camino posible para arreglar el desastre que Flavell le hizo en la cara.

Así quedó Richard
El momento fatal de esta historia fue el 20 de diciembre en el minuto 60 del partido entre Inglaterra y los NZ Barbarians en Twickenham. El neocelandés Troy Flavell revoleó un brazo que aterrizó directamente en la nariz de Hill. El capitán de la Rosa tuvo que salir del partido con la fractura y, de yapa, un corte sobre su ceja que terminó en 13 puntos de sutura.

Tras el partido los médicos dieron su opinión. Al principio se creyó que el forward podría representar a su club, el Saracens, en el partido siguiente. Pero a medida que los días pasaban y que la hinchazón en la cara de Hill no cedía, las cosas comenzaron a complicarse.

Cuando la inflamación lo permitió, los doctores dieron su nuevo consejo: bisturí lo antes posible. Y así será. Richard sacó turno para los primero días de enero del 2004.

Paradójicamente, en una fecha cercana, el agresor Troy Flavell estará presentando su defensa ante un tribunal de la Rugby Football Union por el incidente.
“La nariz fracturada aún es inestable y puede tardar una semana o dos para asentarse. Si recibo otro golpe podría empeorar la situación. Los especialistas me recomendaron operarme ahora mismo”, declaró Hill en la website de su club.
 

El ingles de 30 años también se perderá el choque de Año Nuevo ante el Leeds Tykes, donde juega Diego Albanese que estuve presente con la camiseta de los Barbarians el día en que Richard se rompió la nariz.

“Estaba desesperado por estar bien para mi equipo en el periodo festivo. Espero poder ver el partido el jueves. Ahora sólo me queda concentrar odos mis efuerzos en recuperar mi forma para volver a jugar lo antes posible” dijo el ala.

Mientras tanto, otro que lamenta la lesión de su estrella es el entrenador de los Saracens Rod Kafer. “Estamos muy desilusionados por no poder contar con los servicios de Richard. Después del incidente, la decisión se tomó pensando en primero en el bienestar del jugador antes que la ganancia del club. Esperamos que esté bien con nosotros más temprano que tarde”.

Así era antes de que lo agarre Flavell

 

LINK RELACIONADO

Troy Flavell tiene un fan

 

Lian Holden
SUBSCRIBER
PROFILE

Sumate a Nuestro Facebook

Ultimas Notas